Iglesia de Santa María La Mayor

Se comienza a edificar a finales del siglo XIV, siendo la Orden de Calatrava la que está detrás de su construcción. Es un edificio de estilo gótico, muy en consonancia con lo que en ese momento se está realizando en la diócesis de Toledo.

Interior de la Iglesia de Santa María La Mayor

Al exterior, en la fachada de la umbría los contrafuertes se encuentran rematados por pináculos adornados con bolas isabelinas. La puerta  presenta un arco apuntado con escasa decoración en sus capiteles. En cambio la portada de poniente, que si bien en principio era la principal, hoy se encuentra cegada, es una de las más interesantes. Es una puerta abocinada con arquivoltas y decoración en cardinas de muy buena factura.

Iglesia de Santa María La Mayor

La puerta de la fachada sur, conocida como puerta del Sol, presenta un arco acortinado que podemos fechar en torno al último cuarto del siglo XV.

La torre es de fecha posterior a la construcción de la iglesia, de mediados del siglo XVI.

El interior está estructurado en tres naves, separadas por pilares con columnas adosadas, cabecera poligonal y dos ábsides, cubriéndose las naves con bóvedas de terceletes. La decoración en los capiteles es muy interesante, encontramos tanto elementos de carácter vegetal, como representaciones de tipo figurativo como el capitel de la sirena.

También admiramos en el interior distintos ejemplos de escultura procesional de distintas cofradías de Daimiel, sobresale la imagen barroca del Cristo de la Expiración. Todas ellas procesionan durante la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional.