Parques y jardines

cabecera parque


Jardines del Parterre

Situados en el entorno de la iglesia de Santa María, estos jardines están integrados por diferentes géneros y especies de arbolado, predominando olmos y pinos.  Existen también ejemplares centenarios como dos olmos  una acacia de Japón, plantados en 1891, momento de la creación de este entorno.  
En el centro del Parterre, como se conoce a estos jardines, se encuentra La Manola, una fuente muy popular entre los daimieleños inaugurada en el año 1891. Está rodeada por paneles de cerámica de Vicente Carranza, representando las escenas más populares del Quijote. También en estos jardines se encuentra el conjunto escultórico “los niños jugando a las bolas”.

Jardines de San Pedro

El entorno de la iglesia de San Pedro tiene un ajardinamiento compuesto principalmente por macizos de planta de temporada y arbustos. Los árboles son de pequeño porte destacando el árbol de Júpiter, de impresionante floración en verano. Las plantas de temporada, se componen básicamente de alhelí, viola tricolor y caléndula.

Parque de El Carmen

Es uno de los más antiguos y extensos de Daimiel. Su principal atractivo es su arbolado, compuesto de olmos, pinos, acacias del Japón, ciruelos rojos, plátanos y fresnos entre otros. En cuanto a la rosaleda, se encuentra plantada alrededor del estanque, situado al fondo del parque.

Otros parques y jardines  de la ciudad son el Parque de San Isidro, junto  a la estación de ferrocarril, el Parque del Alto, de reciente construcción, el de Cañada Mendoza, Teatino, Pedreros, Taray y El Cristo.